• Jorge Acosta

“Lo que es rutina en el mundo,Es privilegio en cuba”





Por: Albana Cristina Ceberio

Periodista Argentina

Catedrática de oratoria

Coach en Comunicación

albanacristinaceberio@gmail.com

facebook.com/albanacristina.ceberio


Mucho se habló de Cuba en los últimos meses, pero cuánto se ha escuchado a los cubanos para lograr comprender la vida que llevan, desde sus propios zapatos?.


Hay dos aspectos que, en esta columna, intentaremos analizar juntos, con testimonios de cubanos que , por vivir en la isla, mantendremos en el anonimato. Por otro lado y en forma clara, analizaremos si no estamos siendo víctimas de la manipulación a través de la propaganda mal intencionada.

Comencemos entonces. En la mayor parte del mundo, al despertar cada mañana, nos ajustamos a una rutina más o menos rígida. Desayunar aquellos alimentos que nos apetecen, vestir lo que nos gusta o es apropiado para las actividades que planificamos ese día. Pues en Cuba, eso es un privilegio que sólo pocos, se animan a soñar. Sin servicios básicos como la luz, agua, alimentos, ropa o internet que en nuestra era, se ha convertido sin dudas, en un servicio esencial.


Vayamos a algunos testimonios:

- Señor A: “Disculpa que no te haya contestado cuando me escribiste, pero en realidad, tenía miedo de escribir. Se dice que le están vigilando las cuentas a todo el mundo…”


- Señor B: “…ayer el gobierno cambió algunas leyes y ahora tú puedes traer las maletas que tú quieras, llenas de comida o de aseo o de medicinas del extranjero. Todo lo que te permita la aerolínea de traer y no te lo cobran aquí. Esa es una de las cosas que antes existía y que la quitaron hace unos años atrás y ahora lo volvieron a poner … eso es para la gente que está viajando. Hay muy pocas aerolíneas abiertas…”

- Señor C: “… no creo que vaya a haber ningún cambio. Quizás algún tipo de relajación a nivel de algunas leyes, algo que contente al pueblo, porque el estado está consiente de que el pueblo está disgustado, pero no creo que hayan grandes cambios. Cambios sustanciales, creo que no van a haber y hay que ver qué camino toma todo esto.”


Pero ¿cómo es posible ingresar maletas con alimentos, medicina y aseo de otros países si existe un BLOQUEO?

Está claro que, por definición, un Bloqueo es un acto de guerra impuesto por un país a otro país. Necesariamente, supone la utilización de la fuerza militar para conseguirlo.


Pensemos; si el que autoriza o desautoriza el ingreso de mercadería a la isla, es el mismo gobierno cubano y dónde está el bloqueo? De hecho, cuba importa bienes y servicios de diferentes países como Brasil, Italia, Argentina, Rusia, Canadá, desde hace años, dónde está el bloqueo, dónde está apostado el ejército estadounidense para impedir que personas o actividades comerciales lleguen o salgan de Cuba?


La respuesta es simple y lo dice la propia Resolución de Naciones Unidas en su versión original en inglés, luego, mal traducida al español, en la que habla de embargo, no de bloqueo.

No existe tal “Bloqueo”, ni técnica, ni empíricamente. Existe un “EMBARGO ECONÓMICO”, por parte de los Estados Unidos a las empresas de capitales o con sede en el país del norte, con base en que esas empresas, fueron expropiadas ilegalmente por el gobierno revolucionario de Cuba en año 1959 y se lucra con ese capital robado; situación prohibida y condenada por la ley de Estados Unidos y de cualquier otro país.


Básicamente, no puedes comercializar con capital robado. De este modo, el embargo éstas compañías es justificado bajo el ala de la ley, pero lamentablemente, quienes pagan las consecuencias, como siempre, son el eslabón más débil de la cadena; el pueblo cubano.


Cómo espectadores, entonces, al hablar de bloqueo estadounidense, estamos siendo víctimas de una manipulación, otorgando poder, a través de la propaganda del supuesto bloqueo estadounidense que esconde el abuso castrista, bajo el cual se mantiene en el poder de Cuba, una tiranía que sistemáticamente ha dado pruebas de abuso de poder, destrucción de un país a través del empobrecimiento, la falta de libertad y respeto a los derechos humanos más básicos.


BLOQUEO, EMBARGO ECONÓMICO, TIRANÍA, MANIPULACIÓN, PROPAGANDA, DERECHOS HUMANOS….en medio, 62 años de prisión a un pueblo que ya no soporta el castigo de vivir en lo que, siendo un país, han convertido en una jaula.


El Caballo de Troya Cubano

Un pueblo sediento de libertad y respeto que compró el sueño poético de ”Patria o muerte”, creyendo que dejaban atrás una dictadura agobiante, plagada de injusticias y atropellos. Aquella que convirtió a Cuba en un burdel para los millonarios estadounidenses, que avergonzó al propio Arthur Meier Schlesinger, asesor personal del presidente Kennedy; sin saber que en realidad, estaban pasando su futuro a manos más crueles, a desvergonzados asesinos que instauraron un régimen que sin piedad ha pisado la cabeza de un pueblo generación tras generación. Pero cuidado, un pueblo herido no es un pueblo muerto y los cubanos ya han dado muestra de coraje y resiliencia. Éste no es el final de la historia.


El 1 de enero de 1959, se producía la “victoriosa entrada de los combatientes revolucionarios comandados por Fidel Castro, tras el triunfo de la Revolución”, señala Cubadebate.

“La garganta del pueblo enronquecía en un grito: “Viva Cuba Libre”, “Viva Fidel”, “Viva la Revolución “. (Periódico El Crisol)

Y “El Comandante “, en medio de tan ensordecedora noche victoriosa señala ante un pueblo enfervorecido: “Este es un momento decisivo de nuestra historia. La tiranía ha sido derrotada. La alegría es inmensa. Sin embargo, queda mucho por hacer todavía. No nos engañemos creyendo que en lo adelante todo será fácil, quizás en lo adelante todo será más difícil…”

Y se quedó corto “maestro”, la cosa no se iba a poner más difícil, usted lo sabía bien. Se iba a poner IMPOSIBLE. Y perdone si siente que le falto al respeto por no decirle comandante, pero es que lo que usted se ha ganado es un epíteto que no puedo escribir aquí, no porque me condenen a cárcel de por vida, sino por una cuestión de recato y buenas costumbres, vio? Aunque usted, ya está rindiendo cuentas ante una Justicia muy diferente a la que

conoció y aplicó durante su dictadura.

A estas alturas del mundo deberíamos saber que aquel que se dice libertador y luego se queda en el poder no es libertador de nada sino conquistador de todo.

Un desastre humanitario es lo que han hecho con un país que como todos, merece la libertad con la que hemos nacido. La barbarie de una dictadura que hace más de seis décadas pisa todos los derechos humanos. Es lo que

estos arrogantes dictadores han hecho con las vidas de los ciudadanos cubanos, como dueños y señores del bien y el mal.

Un pueblo enamorado de una fantasía que los llevó a rastras al mismo infierno y hoy, en el patético “Tribunal Supremo “ de Cuba, han juzgado a 129 ciudadanos cubanos que participaron en las dos grandes manifestaciones contra el Gobierno del 11 y 12 de julio de 2021 en La Habana. Los acusan de hurto y sedición, y las penas impuestas son: para 31 personas que fueron condenadas a privación de libertad de entre 20 y 30 años, 25 a condenas de entre 15 y 19 años y 48 personas más a penas de entre 10 y 14 años de encierro. Solo uno de los acusados fue absuelto, y otro recibió una pena de cuatro años "de trabajo correccional sin internamiento".

Un país sin libertad, dónde debes dejar que te pisen y dar gracias, hacer una reverencia y esconderte por si acaso la reverencia no fue suficiente. Sumidos en la pobreza, escasez de alimentos, salarios mínimos, sin infraestructura, sin insumos esenciales, sin libertad, sin justicia, sin … vida digna.

Hace algunos ejemplares atrás, dábamos cuenta de las marchas contra el gobierno, que en cualquier país democrático del mundo son un derecho, pero aquí son un milagro. Incluso recuerdo haber transcripto testimonios de cubanos desde la isla, guardando los recaudos del caso porque pensar, tener opinión propia y hablar, también son severamente castigados.

Muchos pensamos que estábamos frente a lo que sería el fin de esta manga de delincuentes con ínfulas de estadistas revolucionarios en el poder, pero lamentablemente la bota volvió a pisar la cabeza del pueblo.

Las penas impuestas por el supuesto Tribunal, que posiblemente sea un tribunal, pero no de justicia, son excesivamente graves. UN EJEMPLO PARA QUE A NADIE MÁS SE LE OCURRA LEVANTAR LA CABEZA.

Y el mundo sigue girando, sólo espero, siendo creyente de Dios y su justicia, que éste sea un capítulo breve de una penosa y sufrida historia, que los inocentes, enjuiciados por la “osadía” de querer ejercer su derecho a la vida y la libertad recuperen esa libertad arrebatada y los verdaderos inadaptados, ya no tengan ni poder, ni lugar en el mundo libre. Han demostrado con creces que no están capacitados para convivir en un mundo libre.

En honor a los que tuvieron el coraje de levantar la cabeza contra el régimen cubano, en honor a sus familias que sufren la mordaza y la injusticia, levantamos nuestra voz ante el mundo y una plegaria al cielo para que Cuba recupere lo que hace tantos años le ha sido arrebatado en nombre de una gran mentira revolucionaria, LA LIBERTAD Y EL DERECHO A EXISTIR, porque la dignidad, esa no se ha perdido. Un pueblo que lucha y que mantiene la fe es un pueblo digno, merecedores de respeto y del apoyo del mundo entero.

32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo