top of page
  • Foto del escritorJorge Acosta

Luz Adriana Camargo, nueva fiscal general de Colombia

Artículo: El País


La Corte Suprema de Justicia eligió en sala plena a Luz Adriana Camargo Garzón, nueva fiscal General de la Nación, con 18 de 23 votos de los magistrados. Cinco intentos fallidos fueron suficientes para que se tomara la decisión de escoger la nueva fiscal


Colombia tiene una nueva fiscal general. Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia determinaron este martes que Luz Adriana Camargo ocupará el lugar de la interina Martha Mancera, quien lleva un poco más de un mes en el cargo tras reemplazar a Francisco Barbosa, su antiguo jefe. En una sesión extraordinaria convocada solo para tomar la decisión, y enmarcada por la renuncia minutos antes de una de las ternadas, Amelia Pérez, 18 de los 23 magistrados se decantaron por Camargo. Le corresponde ahora a la nueva fiscal liderar una poderosa institución con una robusta burocracia —cerca de 23.000 funcionarios— y cuya principal misión es adelantar investigaciones penales y acusar de delitos ante jueces y tribunales. El reto que se aproxima por los próximos cuatro años no es sencillo. En medio del frenesí político que se generó en los últimos 19 meses por los enfrentamientos entre Barbosa y el presidente Gustavo Petro, hay una compleja realidad del país alrededor del crimen y la impunidad que merece ser atendida con urgencia.


Camargo fue la última abogada en entrar a la terna. Reemplazó a la exfiscal Amparo Cerón, a quien el presidente retiró de su baraja luego de que surgieran cuestionamientos sobre la forma en la que manejó la investigación penal del escándalo Odebrecht. La nueva fiscal estudió Derecho de la Universidad de La Sabana, prestigioso centro académico ubicado a las afueras de Bogotá y de propiedad del Opus Dei. Su reconocimiento como fiscal se remonta a las investigaciones que adelantó en la primera década del siglo sobre el fenómeno de la parapolítica, como magistrada auxiliar de la Corte Suprema, y a su trabajo en la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CIGIG). En ambas ocasiones se desempeñó cerca del hoy ministro de Defensa, Iván Velásquez.


La nueva fiscal general formó parte del equipo de seguimiento especial de la Comisión Interamericano de Derechos Humanos (CIDH) que investigó el homicidio de los periodistas Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, miembros de la redacción del diario ecuatoriano El Comercio, que tuvo lugar en la frontera colomboecuatoriana en marzo de 2018. El crimen fue responsabilidad del grupo ilegal que se denominaba Frente Oliver Sinisterra, un grupo disidente de las extintas FARC, que en ese entonces era liderado por Walter Arizala, alias Guacho, quien fue abatido en diciembre de ese mismo año.


La llegada de Camargo a la Fiscalía parece cerrar un proceso lleno de tensión entre el Gobierno Nacional y la Corte. El presidente Petro era partidario de que la nueva fiscal fuera elegida antes del pasado 12 de febrero, cuando Barbosa cumplía su cuatrienio. La Constitución ordena al mandatario seleccionar tres candidatos al cargo y posteriormente notificar a los magistrados, sobre quienes recae la decisión final. El presidente elaboró una primera terna en agosto y la modificó con la inclusión de Camargo el 25 de septiembre, con antelación suficiente para que los magistrados estudiaran los perfiles de las abogadas opcionadas, las entrevistaran y, en general, surtieran el procedimiento requerido antes de la salida de Barbosa. Acompañando a Camargo en su postulación estaban Ángela María Buitrago y Amelia Pérez. Nunca antes la terna había sido conformada solo por mujeres.


Noticia: Voz de América




Artículo: La Silla vacía


¿Quién es Luz Adriana Camargo?


Luz Adriana Camargo Garzón es abogada de la Universidad de la Sabana en Bogotá y es magíster en derecho penal y criminología. Fue escogida como fiscal general por la Corte Suprema el 12 de marzo de 2024, luego de ser incluida en una terna por el presidente Gustavo Petro.


Nació en 1965 en Bogotá. Hasta la universidad tuvo una educación conservadora. Primero en el colegio de monjas, María Mazzarello, y luego en la Sabana, del Opus Dei. Empezó su carrera trabajando en la rama judicial como funcionaria de un juzgado y luego fue juez de instrucción criminal, entre 1987 y 1989. En 1992 entró a trabajar en la Fiscalía General, donde estuvo de manera casi ininterrumpida hasta el 2004, cuando llegó a ser fiscal delegada ante la Corte Suprema, el cargo que investiga a los funcionarios públicos aforados.


De ahí saltó a la Corte Suprema. Fue magistrada auxiliar de la Sala de Casación Penal y trabajó con Iván Velásquez, ministro de Defensa de Gustavo Petro, cuando Velásquez pertenecía a la Corte Suprema de Justicia. Camargo y Velásquez trabajaron en la Comisión de Apoyo Investigado de la Sala Penal, cuando arrancó la misión de investigar quienes eran los congresistas que tuvieron nexos con paramilitares, la también llamada parapolítica. 

Ahí empezó una relación de trabajo larga con Velásquez que giró alrededor de la investigación penal de corrupción de personas poderosas.


Entre 2014 y 2017 Camargo hizo parte de la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig) en Guatemala, bajo el mando de Velásquez. Se desempeñó como Jefe del Departamento de Investigación y Litigio y era la mano derecha de Velásquez, y el filtro de los temas que él presentaba. Su trabajo también incluyó desarrollar protocolos de buenas prácticas en investigación criminal.


En la Cicig apoyó, entre otras, investigaciones de corrupción de alto perfil contra el expresidente Otto Pérez Molina. Una de sus colegas guatemaltecas, que pidió no ser citada porque está exiliada, recuerda a Camargo como, “trabajadora exigente, analítica, que siempre preguntaba cómo íbamos a probar todo”. Según la fuente, Camargo tenía una mirada centrada en los detalles que hizo que la acusación al expresidente Pérez fuera larga y difícil de entender para los jueces.  


En 2018, fue consultora del Equipo de Seguimiento Especial y asesoró a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) en el seguimiento de investigaciones penales en Ecuador y Colombia, en el caso de los periodistas del diario El Comercio, quienes fueron secuestrados y asesinados por el Frente Oliver Sinisterra.


En una consultoría posterior, Camargo trabajó con varias ONG de izquierda en 2020. Hizo un informe sobre asesinatos de líderes sociales para Forjando Futuros, fundada por el exdirector de la ANT de Petro, Gerardo Vega, la Comisión Colombiana de Juristas, y la Intereclesial de Justicia y Paz, donde trabajó Juan Fernando Petro, hermano del presidente. El informe final hace duros señalamientos al indicador de esclarecimiento de la Fiscalía, y afirma que existe una sistematicidad en esos homicidios.


También en el mundo de la consultoría volvió a trabajar con Iván Velásquez, en la fundación que él fundó, Corporación Justicia y Democracia, en un proyecto sobre la reforma a la Policía Nacional.


En septiembre de 2023, el presidente, Gustavo Petro, modificó la terna que había entregado un mes antes a la Corte con sus candidatas a fiscal, e incluyó el nombre de Camargo, en reemplazo de Amparo Cerón. Camargo entró a la campaña rodeada de rumores por su cercanía a Velásquez, que se desempeña como ministro de Defensa del gobierno.

En la quinta reunión de la Sala Plena de la Corte finalmente obtuvo una mayoría de 18 votos, y fue escogida fiscal general para el periodo de 2024-2028.






143 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page