• Jorge Acosta

Próspero Pulido, emprendedor en la localidad de Kennedy en Bogotá





Por: Redacción Internacional - Actualidad Global Internacional


La revista Actualidad Global Internacional destaca en la edición número 21 de los meses de mayo y junio, a uno de los emprendedores de mayor éxito de la localidad de Kennedy, la más importante de la ciudad de Bogotá, república de Colombia.


Ser emprendedor en Colombia no es fácil, hacer empresa no es fácil, sostener un negocio durante 26 años no es fácil, sin embargo, don Próspero Pulido, con el apoyo incondicional de sus padres, la matrona Carmen Tovar y Pastor Pulido, quien día a día, desde la inauguración de su empresa, le apoyaron incondicionalmente. Don Próspero fué forjando lo que hoy es un importante y reconocido negocio en todos los rincones de Bogotá en el Departamento de Cundinamarca, Boyacá, Tolima y gran parte de la linda tierra colombiana.

Su empresa ofrece a propios y extraños lo mejor de la gastronomía colombiana, el plato por preferencia, la lechona tolimense y exquisitos tamales, cotizados como los mejores productos de su empresa, los cuales son apetecidos por sus clientes en fiestas familiares, estatales, particulares y empresariales, quienes se deleitan de los mejores platos de la cocina Nacional.

La sazón, exquisitez y preparación de los alimentos que don Próspero y sus empleados ofrecen al paladar de sus clientes, le han hecho único en el medio. En Colombia


El mes de mayo es dedicado a las madres, por ello, el empresario Próspero Pulido y su señora esposa Lubys Arroyo, hacen llegar a todas las madres de Colombia en su mes, un afectivo saludo, un abrazo fraternal al ser que da vida, que genera amor, sacrificio, valentía, ternura, responsabilidad, ya que la palabra madre, es sinónimo de coraje, deber, madurez, sensatez, prudencia, es el ser que educa, que guía, que alegra con su inmenso amor a sus hijos y familia. Hoy, don Próspero y Lubys, les dicen a todas las madres, que Dios las bendiga.

Mamá, cuchita, princesa, el amor de mi vida, la ternurita de mi ser, mi viejita linda, no importa cómo le digamos, solo que ella sienta que la amamos, la respetamos y que pedimos para este ser maravilloso, que Jehová les dé vida por muchos años, buena salud, alegría, paz y tranquilidad.

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo