• Jorge Acosta

Blockchain aplicado al Periodismo y a otras áreas

“Blockchain no tiene fronteras, tal y como la imaginación.”





Por Araceli Aguilar Salgado

Periodista, Abogada, Ingeniera,

Escritora, Presidenta del Congreso

Hispanoamericano de Prensa,

Analista y comentarista mexicana,

del Estado de Guerrero, México.



La creación del bitcoin vino acompañada de otra innovadora tecnología: El blockchain. Desde su irrupción, muchos son los usos que le han dado las empresas.


Aunque el blockchain se creó de la mano de Bitcoin, las aplicaciones innovadoras de la cadena de bloques surgieron con Ethereum.


Mientras que la blockchain de bitcoin limitaba su uso a aplicaciones financieras, la de ethereum permite correr pequeñas aplicaciones, conocidas como contratos inteligentes o smart contracts.


La utilidad del blockchain ha captado la atención de multitud de compañías internacionales, que han empezado a desarrollar aplicaciones en Blockchain.


Blockchain : Es una cadena de bloques, los cuales contienen información codificada de una transacción en la red. Y, al estar entrelazados (de ahí la palabra cadena), permiten la transferencia de datos (o valor) con una codificación bastante segura a través del uso de criptografía.


Blockchain en el periodismo expone la relación embrionaria entre la tecnología de cadena de bloques y el periodismo, se describe el caso de algunos ecosistemas periodísticos basados en las cadenas de bloques y se abre la puerta a futuras investigaciones a medida que estas iniciativas vayan consolidándose.


La tecnología que parece destinada a revolucionar nuestras vidas, nos anuncia el journalismtech. Un periodismo que nos hará dueños de los medios y nos traerá el periodismo colaborativo y descentralizado.


En este nuevo modelo, las empresas tradicionales de medios deberán aprender a convivir con las jóvenes compañías tecnológicas que están irrumpiendo en su modelo de negocio.


Sus beneficios son múltiples: Eliminación de intermediarios, automatización, seguridad o ahorro de costos, es lo que está sucediendo ya en otras industrias centenarias, como banca, telefonía, seguros, energía o el sector de la agricultura.


Blockchain promete democratizar los mercados aún más que internet y llevarnos a entornos donde los periodistas podrán desarrollar su trabajo en plataformas tipo Uber, pero sin intermediarios y ser remunerados directamente por los usuarios con criptodivisas.


Esta tecnología nos traerá los denominados medios infinitos, al permitir enriquecer las informaciones con comentarios de los usuarios, que, a su vez, serán remunerados por ello. Creándose así una especie de serial colaborativo de información y entretenimiento continuo.

La tecnología blockchain puede ayudar en diferentes áreas de esta manera, servicial para combatir la desinformación y las llamadas fake news, para proteger y garantizar los derechos de propiedad intelectual de autores y medios, para facilitar eludir la censura a través del anonimato y gracias a la estructura descentralizada de blockchain, para hacer posible que el público pueda remunerar directamente y de forma segura, mediante los llamados smart-contracts, a autores y medios, o para posibilitar el empleo de una criptomoneda para que el medio pueda relacionarse, mediante esta, con los autores de contenido, el público y los anunciantes.


Este nuevo contexto plantea a los medios el reto de cómo llevar a cabo la producción de noticias y entretenimiento de una manera más descentralizada, ya que, hasta ahora, la lógica dominante ha sido la contraria.


En la actualidad, el medio centraliza bajo su marca los flujos informativos que surgen aquí y allá, dando una especie de certificado de existencia a esa realidad informada.


El periodismo debe mejorar su calidad, y que tiene que ofrecer un valor que el público aprecie de verdad.


Sólo así dará cumplimiento a los compromisos que tiene con su público y con el conjunto de la sociedad, el mayor impacto lo producirá en el modelo de negocio de los medios, y puede que también de la publicidad.


A continuación, hemos recogido un largo número de aplicaciones de blockchain en empresas. El uso de esta tecnología en diferentes sectores puede ser infinita.


Por ello, conocer alguna aplicación en concreto, recomendamos el uso del siguientes:


Criptomonedas, Finanzas y economía, Fintech y banca, Big Data, Notarios, Firma digital y verificación de la identidad, Logística y transporte, Internet de las cosas, Alimentación y trazabilidad, Turismo y hoteles, Energía, Seguros, Abogados, derecho y sector jurídico, Recursos Humanos, Votaciones y elecciones, Telecomunicaciones, Registro de la propiedad, Salud y sanidad, Educación, Periodismo, Marketing, Deporte y fútbol, Videojuegos y Sports, Sector inmobiliario, Hipotecas, Música, Administración Pública, Arte, Agricultura, Vino.


Estos son tan solo algunos ejemplos de aplicaciones innovadoras de la cadena de bloques, continuamente se publican nuevos proyectos blockchain y es difícil imaginar en que área no irrumpirá.


El blockchain aporta un elevado sistema de seguridad, con capacidad para evitar, por ejemplo, que un mismo activo digital se pueda transferir en dos ocasiones o que sea falsificado.


En otras palabras, este tipo de tecnología funciona como un gran libro de contabilidad, en el cual se pueden registrar y almacenar cantidades ingentes de información. Toda ella está compartida en la red y protegida de tal forma que todos los datos que alberga no se pueden alterar ni eliminar.


Poco a poco el blockchain irá desarrollándose y cada vez más gente entenderá de que se trata, probablemente, en un futuro no muy lejano, comenzaremos a ver aplicaciones cotidianas de la tecnología blockchain que transformarán el mundo digital.


“Mientras que la mayoría de las tecnologías tienden a automatizar a los trabajadores de la periferia, haciendo tareas domésticas, el blockchain automatiza el centro. En lugar de dejar al taxista sin trabajo, el blockchain deja a Uber sin trabajo y permite a los taxistas trabajar directamente con el cliente”. Vitalik Buterin

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo